Foto cortesía de: www.pexels.com

La mayoría de las personas tienen muchas deudas que se acumulan impidiéndoles avanzar económicamente, ya que en efecto parecen inacabables. Cuando comienzas a gastar dinero sin control, es muy fácil que llegue un momento en el cual las deudas te ahoguen completamente.

Algunos caen en este tipo de deudas gracias a la publicidad, pues adquieren incluso bienes que no necesitan, artículos inútiles que no volverán a implementar, sobre todo se dejan engañar por las “ofertas”.

Si quieres ser más inteligente que aquellos que acumulan deudas debes seguir las siguientes recomendaciones:

1. Aprende a reconocer las deudas buenas de las deudas malas

Las deudas buenas son aquellas donde pides un financiamiento, el cual puede ser a un banco o a una casa comercial para generar mucho más dinero. Esto sucede cuando pides un crédito para iniciar un negocio o hacer alguna inversión. Por el contrario, la deuda mala es la que está destinada al simple consumo, representan los gastos muchas veces sin ningún motivo o razón aparente “esa deuda mala, es la causante de la destrucción de muchos hogares, de tachaduras en tu record crediticio que te impide sacar préstamos por cosas aún más importantes que lo que quedaste debiendo” comentan en Emprendices.com.

2. Conoce tu situación económica

Antes de generar alguna deuda, trata de sentarte y revisar el estado de tus finanzas, cuánto tienes, cómo son tus gastos, cuál es tu presupuesto, etc. La idea es que realices un plan para tomar acciones de inmediato y lograr de este modo tus objetivos.

3. Abona capital a tus deudas

Si siempre pagas más de la cuota mínima terminarás pagando rápidamente tu deuda “lo que debes hacer es verificar cual es la deuda más pequeña que posees, y a esa empezarás a abonar a capital” recomiendan en dicho portal web. No se debe pagar primero la deuda más grande, ya que por ser tan grande hace que te desmotives y que no insistas en pagar lo que debes.

4. Toma acciones concretas

Una forma de tomar acción es aumentar tus ingresos, ya que no puedes reducir tus gastos, podrás aumentar los ingresos. Pide un aumento de sueldo o busca ingresos extra emprendiendo un pequeño negocio o generando algún tipo de trabajo en tus horas libres que te permita ganar más dinero.

5. Ahorra además de pagar las deudas

Más allá de ahorrar para pagar tus deudas, como un extra ahorra un 10% para que construyas un fondo que te permita generar dinero con el que puedas contar en el futuro.

Recuerda que la vida está llena de oportunidades, si te pones en el camino correcto para encontrarlas seguramente lograrás tus metas fundamentales.