Foto cortesía de: www.pixabay.com

Soy una persona a la cual le encanta viajar. Afortunadamente, tengo la dicha de poder hacerlo con cierta regularidad durante el año, al menos 4 viajes largos hago durante los 365 días del año, bastante para una persona promedio.

Generalmente, cuando viajo uso mi móvil para capturar los mejores momentos de mis travesías, sin embargo, ese uso suele convertirse en un verdadero problema para mí, ya que termino quedándome incomunicado con mis familiares y amigos. Incluso, si estoy en una parte del mundo donde no conozco muy bien las rutas, es un verdadero problema ubicarme y encontrar el camino de vuelta al hotel, porque al tener mi celular descargado me es prácticamente imposible, en muchas ocasiones, lograr identificar el rumbo que me lleve hacia donde quiero ir.

En definitiva, no es la mejor opción grabar videos desde el móvil si se está en lugares muy distantes de donde pernoctamos, si se trata de una región o país del cual no conocemos lo suficiente como para andar solos por ahí… De modo que se me ocurrió la brillante idea de comprarme una cámara de video con la que pudiera grabar todo lo que quisiera durante mis temporadas de vacaciones, sin tener que verme en la necesidad de usar mi celular para tales propósitos.

Debo decirles que entre muchos modelos, me fui por uno que me llamó realmente la atención: se trata de la Ricoh 910720, una videocámara excelente para hacer todos los videos de mis viajes y dejar en el recuerdo y en video el soporte de las mejores experiencias que tengo cada vez que recorro el mundo.

Es una cámara excepcional. Muy ligera y cómoda para llevarla a cualquier parte que vaya, sin que ello signifique tener que disponer de mucho espacio en mi equipaje para poder grabar mis aventuras por el mundo.

A mi modo de ver, y en comparación con otras, esta cámara es fantástica porque su calidad es bastante aceptable, sin caer en un precio excesivo. No voy a mentir diciéndoles que se trata de la mejor cámara que existe en el mercado, porque de seguro, para el momento es que me lean ya existirán al menos 50 modelos más de cámara de videos que seguramente desplazarán a la Ricoh, sin embargo, no sería justo quitarle el mérito que tiene.

Los videos son de excelente calidad, claro que le falta un poco de resolución para ser la cámara perfecta, no obstante, está buena tomando en cuenta que es una cámara para la recreación y no para trabajar. La recomiendo mucho por lo práctica y cómoda que es para ser usada en todo momento.

Ve más información sobre la videocámara Ricoh, Haciendo Click Aquí