Foto cortesía de: www.pixabay.com

Los riñones cumplen una función muy importante en el organismo. Sin embargo, muchos no estamos conscientes de eso y no les damos el cuidado que requieren, por lo que es común que comencemos a sufrir de ciertas dolencias que los afectan directamente.

Es por ello que debemos saber qué hábitos perjudican su salud y qué medidas debemos tomar para mantenerlos en buen estado. Aquí te decimos todo lo que tienes que saber para disfrutar de una buena calidad de vida:

1. Consumo de refrescos

El exceso de bebidas carbonatadas o gaseosas, producen cálculos renales, lo que impide limpiar el organismo de manera regular. Es importante evitar su consumo.

2. Alimentos con proteínas

Estos alimentos hacen que los riñones trabajen más. Especialmente la carne, el pescado y los huevos, por ello se aconseja consumirlos moderadamente, manteniendo una dieta equilibrada.

3. Beber poca agua

Esta costumbre favorece el daño renal o la aparición de infecciones urinarias. “Beber alrededor de 2 litros diarios contribuye a la eliminación de residuos y evita la formación de piedras”, señala la página web bienestar.salud180.com.

4. Alimentos con mucho potasio

A pesar de las bondades del potasio, este también puede ser perjudicial, ya que algunas sustancias que contiene no son fáciles de eliminar por el riñón y se van a la sangre, donde se acumulan, pudiendo resultar peligrosas.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

5. Presión arterial alta

La presión arterial alta debe ser controlada, pues daña muchos órganos, entre ellos los riñones. Por eso es importante eliminar aquellos factores que inciden en ella.

6. Fumar

Las personas que fuman tienen tres veces más posibilidades de desarrollar daño renal, sobre todo si además presentan hipertensión y diabetes.

7. Sedentarismo

Mientras más tiempo permanezca sentado, más posibilidades tiene de desarrollar una enfermedad renal crónica. Así que muévase cada cierto tiempo. Si su trabajo le obliga a estar en esta posición, haga descansos cada tanto y camine un poco. El sedentarismo está asociado también a mayor riesgo de sufrir hipertensión, colesterol alto y diabetes.

8. Aguantar las ganas de orinar

Al tener la vegija llena de orina, por largo tiempo, se pueden producir complicaciones en las vías urinarias, tal como hipertrofias, hidronefrosis u otras enfermedades. Así que vaya al baño cuando lo necesite.

9. Consumir demasiado sodio

La sal es la principal fuente de sodio. Cuando comemos alimentos muy salados, estamos forzando a los riñones a trabajar de más para eliminarla del organismo, lo que a la larga, puede causar otros problemas. Es importante reducir su uso.

Mantener una vida sana, con una dieta equilibrada, consumir suficiente agua y realizar ejercicios varias veces a la semana, le permitirá mantener la salud de sus riñones. No olvide hacerse un chequeo médico regularmente y consultar con su médico todas las dudas que tenga al respecto.

Fuentes: bienestar.salud180.commejorconsalud.com