Foto cortesía de: www.pexels.com

Lo notas cuando estás en una zona verde: el cuerpo se relaja, los olores invaden tu imaginación, el aire fresco te acaricia el rostro. Pasar tiempo en la naturaleza no sólo es un placer, es un remedio para mejorar la salud.

Las personas que viven en las ciudades se percatan de ello cuando viajan al campo, la naturaleza puede ayudar al ser humano a vivir más y mejor.

El bienestar que sientes cuándo estás en contacto con la naturaleza es incuestionable, por ello te brinda energía de diversas maneras:

1. Proporciona elementos esenciales para tu buen estado físico

La naturaleza es la fuente directa de nuestra salud, vivir en un entorno natural que proporcione agua limpia, aire, alimentos redundarán en beneficios para el organismo. Los árboles reducen la contaminación ambiental y evitan los casos de asma y las alergias.

2. Reduce el estrés

Algunos investigadores han llegado a la conclusión de que la naturaleza es capaz de curar el estrés “en el libro ‘La experiencia de la Naturaleza: una perspectiva psicológica’, los investigadores Rachel y Steven Kaplan llaman experiencia restaurativa la capacidad de la naturaleza de reponer el equilibrio mental y reducir el estrés y la fatiga mental” recalcan en la Web Consumer.

3. Te ayuda a recuperarte físicamente

Una mayor exposición a entornos verdes podría contribuir a reducir la posibilidad de sufrir de diversas enfermedades.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

4. Disminuye la ira

Creo que todos lo hemos experimentado, cuando nos encontramos en medios naturales, nuestros niveles de irritabilidad descienden de forma ostensible.

5. Aumenta la autoestima

Realizar diversas actividades físicas en un medio natural, aumenta la autoestima, porque permite que los individuos recuperen el control al estar directamente vinculados con la naturaleza.

6. Mejora la concentración

Al contemplar paisajes naturales, el cerebro se concentra con mucha mayor facilidad “contemplar paisajes naturales aumenta la capacidad del cerebro para concentrarse, según un trabajo de Steven Kaplan, Marc Berman y John Jonides citado en la web de divulgación Tendencias 21” recalcan en la web Consumer.

7. Nos ayuda a ser mucho más positivos

Caminar en la naturaleza permite que el cerebro provoque estados metales relacionados con la felicidad. Esto te hace sentir mucho más entusiasma y optimista.

8. Ayuda a superar los problemas relacionados con la salud mental

Las personas que sufren de depresión, ansiedad, estrés elevado, pueden encontrar en la naturaleza su mayor respaldo y apoyo en los días grises “las personas con depresión, ansiedad y otras enfermedades de carácter mental se sienten mejor al estar en contacto con la naturaleza” recalcan en Consumer.

Recuerda que pasar el tiempo al aire libre también estimula la creatividad, en el caso de los niños les permite fomentar su autonomía y los ayuda a desarrollar todos sus sentidos y capacidades.