Imagen de Pixabay.com

La familia es uno de los temas fundamentales dentro de las relaciones humanas, esto se debe a que el vínculo entre los miembros de una familia jamás podrán deshacerse, porque los une algo más que una compatibilidad de caracteres: la consanguinidad.

Eso se observa cuando traemos a colación el ejemplo de un divorcio, donde se extinguen las relaciones entre la ex pareja o, en el caso de amistades, éstas podrían dejar de existir algún día. En el caso de la familia, sucede lo contrario, porque a pesar de los problemas, el vínculo jamás va a terminar.

La convivencia familiar es un tema muy complejo, pero puede ser fácil de llevar siempre que esté apoyada en tres pilares fundamentales, a saber: amor, respeto y tolerancia. Como nadie es igual y puede que esa circunstancia totalmente natural en los seres humanos puede entorpecer las relaciones familiares, tener en cuenta estos tres elementos es clave para hacer la vida familiar mucho más sencilla y saludable para el desenvolvimiento de la personalidad.

Existen aspectos que pueden ayudar muchísimo a que las relaciones familiares mejoren día a día. Estos son:

1.- Comer reunidos.

Las familias que se reúnen para comer con frecuencia, son las más armónicas y felices. Como la comida forma parte esencial de la existencia humana, hacerlo rodeado de personas cercanas a ti, solidificará los lazos afectivos en la medida que se dé este encuentro con frecuencia. Trata de hacerlo cada vez que puedas y siéntete afortunado de ello.

2.- Ayudar en las actividades del hogar.

En el núcleo familiar, la colaboración es fundamental para enseñar responsabilidad y el trabajo en equipo, con lo cual los miembros de la familia podrán abrir muchas puertas para el éxito en sus vidas. Delegar funciones a cada familiar es realmente importante para darle ese papel relevante dentro de las relaciones familiares. 

3.- Momentos divertidos.

Planificar reuniones y actividades recreativas con la familia es elemental para afianzar el vínculo afectivo entre todos tus parientes. Lo ideal es tomar la iniciativa y convocar a tus hijos, padres, hermanos, primos, entre otros, y en el caso de que seas invitado, procurar asistir en todo momento.

4.- Pon a la familia de primero.

Si alguien en tu círculo familiar está necesitando una palmadita en la espalda para superar un mal momento, no pierdas la oportunidad de estar a su lado para brindarle todo el apoyo que necesita. 

5.- Dales amor.

De cualquier forma es posible manifestar el amor y agradecimiento a tu familia por ser parte importante de tu vida.

La familia es una bendición que muchas personas no tienen la fortuna de disfrutar a diario. Si tú eres dichoso en este aspecto, aprovéchala al máximo.

Fuente: https://www.facebook.com/RevistaSelecciones