Foto cortesía de: www.pixabay.com

Al inicio de toda relación amorosa todo parece pintar de mil colores; todo es cariño, comprensión, necesidad constante de estar con esa persona y mucho apego. Estamos en un estado tan embelesador que nos cuesta despertar de ese letargo que es el enamoramiento, omitiendo muchas cosas que en realidad son, o que simplemente las vemos pero no nos parecen para nada negativas.

El enamoramiento es una especie de venda en los ojos, que impide que podamos mirar con detenimiento cada detalle, defecto o carencia en el ser amado, sino que nos obliga a involucrarnos más con él, sin importar nada más… Solo estar junto a esa persona especial.

Cuando esta fase terminal, inicia la fase de la verdadera relación, con sus defectos y virtudes, en la cual las personas terminan uniéndose de forma más objetiva a su pareja o, por el contrario, haciendo todo lo posible porque la relación llegue a su fin. Si te ha pasado que despertarte de ese sueño hipnótico del amor y simplemente ya no te anima estar más con tu pareja, puedes reconocerlo con mayor claridad con las siguientes señales:

1. Ya no hablas de ella

Al principio de tu noviazgo, todo era hablar sin parar de esa persona. Cada cosa que hacías durante el día te hacía recordarla y eso te animaba a compartirlo con las personas que están a tu alrededor. De hecho, gran parte de tu día, tu palabra frecuente era su nombre y no había un solo instante en que no desearas más que tenerla junto a ti.

En el enamoramiento, las personas enamoradas se vuelven muy intensas y reiterativas, tanto que muchas terminan alejando a sus amistades y conocidos por lo insoportable que pueden llegar a ser.

Si ahora pasas tu día entero sin siquiera pronunciar su nombre ni sacar un tema en el que ella sea el personaje principal, seguramente ya no sigues enamorado.

2. Te gusta alguien más

“Si vas por la calle y tu cabeza no deja de girar mirando a otras personas, es señal de que ya tus ojos no los llena una sola persona”, asegura elartedesabervivir.com.

Un hombre enamorado no tiene ojos para nadie más. Dicen que los hombres cuando están enamorados son sumamente entregados y enfocados a su relación. ¿Te pasa o ya no?

3. Cualquier cosa es buen motivo para no verse

En tu repertorio existirán más de mil excusas para escabullirte de verla. Simplemente no te interesa.

4. Tu vida en el futuro no la incluye a ella

Simplemente, dentro de tus planes estar vivir en otro país o hacer carrera en otro lugar, siempre sin plantearle nada a ella y evitar que se anime. Ella no forma parte de tus planes futuros.

Fuente: elartedesabervivir.com